Anécdotas

 

El Capi en una fotografía recien graduado en el año 1932
a la edad de 23 años.

Submarinos Alemanes a la salida del puerto de New York:


Entre sus anécdotas famosas está la que en una ocasión durante la 2ª guerra mundial al participar en la formación de un convoy saliendo del puerto de New York el convoy empezó a recibir un ataque de submarinos y los barcos escoltas de la Armada Americana ordenaron con las lámparas de señales “blinker” romper la formación “scattering in fan ways”, y el Capi Vázquez contaba que al ir cargados de gasolina le exigió a sus oficiales de maquinas desarrollar la máxima velocidad posible al buque tanque para que en una maniobra de zigzag lograran escapar de los torpedos; si mal no recuerdo este buque desarrollaba 8 nudos y cuenta que entraron a la bahía de New York a casi 14 nudos dejando atrás al práctico que les exigía moderar la velocidad, y por tal esfuerzo que realizó la maquina terminó fundida por lo que tuvieron que entrar a reparación.

 

Aviones caza Cubanos avisan sobre el desembarco de Normandía:


Otra anécdota muy interesante y digna de contarla es lo que ocurrió el día 6 de Junio de 1944 fecha del desembarco en Normandía también conocido como el día D, al estar navegando en aguas territoriales de la isla de Cuba, de repente varios aviones caza con insignia Cubana empezaron a volar en picada y en dirección del buque tanque y empezaron a dejar caer unos objetos sobre el barco, naturalmente eso alarmo mucho a todos los tripulantes pues en la confusión algunos gritaban que eran bombas mientras corrían sobre la cubierta para alejarse de la probable zona de impacto y dar aviso y voz de alarma mientras que otros le alertaban al personal de la armada con que contaba el barco para que abriera fuego con la ametralladora antiaérea con la que se había artillado al barco; hay que recordar que los barcos mercantes tanqueros fueron equipados con artillería durante la segunda guerra mundial.

 

Mientras eso ocurría a bordo otros consultaban y confirmaban que los códigos de banderas que exponían, correspondían a los códigos que debían mostrarse y en el orden adecuado a ese día de navegación, esto se utiliza en los tiempos de guerra para evitar que buques espías al no conocer los códigos de las banderas puedan navegar simulando ser naves de los aliados. Finalmente y después de mucha confusión una de las supuestas bombas cayó en cubierta y se dieron cuenta de que era un rollo de varios periódicos de la Habana en donde se daba la noticia de que ese día las fuerzas aliadas habían logrado desembarcar en las costas del norte de Francia en las costas de Normandía.

Barcos Mexicanos hundidos en la Segunda Guerra Mundial:


En 1939, la administración de Petróleos Mexicano, ordenó a los astilleros italianos de Ansaldo, en Génova, la construcción de tres buquetanques para el transporte de sus productos al exterior, con los adelantos más modernos y una velocidad de 11 nudos. Estos buques se denominaron Poza Rica, Minatitlán y Pánuco, pero nunca llegaron a las costas de México, pues cuando se ordenó el nombramiento de las tripulaciones que deberían conducirlos de Europa a nuestro país, los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial dieron lugar a que el gobierno italiano los incautara, privando a la marina mexicana de 3 unidades con costo de 1 300 000 dólares cada una.

Por lo anterior se adquirieron los buquetanques noruegos Binta y Bisca, de 9 402 y 9 742 toneladas de peso muerto, dotados con un motor de 2 400 caballos de fuerza y 10 nudos de velocidad a toda carga, al precio de 600 mil dólares cada uno; esas naves recibieron, al llegar a aguas mexicanas, los nombres de Cerro Azul y Tampico, respectivamente.

Además, se compró un buque de bandera alemana, el Tina Amundsen de 10 960 TPM, que estaba en Coatzacoalcos y que se abanderó con el nombre de Juan Casiano; éste, se perdió cargado durante su navegación frente a la costa oriental de Estados Unidos en viaje a Nueva York durante un intenso temporal.

Posteriormente, Petróleos Mexicanos adquirió seis buques que navegaban con bandera extranjera: Los Ángeles, Hugoton, Hoxbar, Dillwing, Hasley y Aztec, que fueron abanderados mexicanos, con los nombres de Toteco, Tamaulipas, Veracruz, Cacalilao, Furbero y Azteca, respectivamente. Estos seis buquetanques fueron adquiridos sin que se hubiera logrado cambiarles la matrícula americana que tenían, debido a circunstancias especiales provocadas por la Guerra Mundial y que no pudieron ser eludidas por nuestro gobierno, por lo que continuaron haciendo el servicio para Petróleos Mexicanos con esa matrícula y tuvo que constituirse en Estados Unidos, bajo sus leyes, una compañía que administrara los buques, bajo la razón social Mexico Shipping and Trade Company, dependiente de la Administración de Petróleos Mexicanos.

Al terminar la Guerra Mundial y ya no habiendo impedimento alguno, pudo lograrse la completa traslación de dominio a la matrícula mexicana de Cuatro de ellos, excepto el Tamaulipas y el Furbero, que habían sido hundidos en 1942 frente a la costa oriental de Estados Unidos de Norteamérica.

En 1941 dado las condiciones por las cuales atravesaba México, debido a la guerra, llevaron al Presidente de la República, General Manuel Ávila Camacho, a expedir un Decreto el 8 de abril de 1941, por el que ordenó la incautación de nueve buquetanques extranjeros fondeados en puertos nacionales, basado en el derecho tradicional conocido con el nombre de Angaria, que de acuerdo con la doctrina internacional, concede a los estados beligerantes el requisamiento para su propio uso de los transportes que estén bajo su jurisdicción y que pertenezcan a estados neutrales, siempre que los armadores de los mismos sean compensados debidamente por el uso y aprovechamiento de su propiedad. Junto con estos tanqueros se incautaron tres buques de carga blanca.

El 13 de mayo de 1942, el buquetanque Potrero del Llano fue hundido frente a las costas de Florida por submarinos pertenecientes a las potencias del Eje. El 20 del mismo mes, también fue torpedeado y hundido el buquetanque Faja de Oro.

Poco más de un mes después del hundimiento del Faja de Oro, el 26 de junio, mientras navegaba en lastre de Veracruz a Tampico, el buquetanque Tuxpan, de 11 213 toneladas de peso muerto y 10-1/2 nudos de velocidad, fue atacado por un submarino alemán a las 23:15 horas a una distancia aproximada de 40 millas de la barra de Tecolutla, Veracruz.

La agresión al buquetanque Las Choapas, de 3 000 toneladas de peso muerto y 10 nudos de velocidad, fue casi simultánea a la del Tuxpan, pues aconteció unas horas después, a las 7:22 horas del 27 de junio. Corrió la misma suerte el buque de carga blanca Oaxaca el 27 de julio del mismo año.

El buquetanque Amatlán, de 8 965 toneladas de peso muerto, 9-1/2 nudos de velocidad, fue torpedeado el 4 de septiembre de 1942 a las 23 horas, frente a las costas tamaulipecas.

En el mes de septiembre de 1942, habiendo quedado comprendido dentro del Decreto de expropiación de buques extranjeros internados en el país, el buquetanque francés Merope fue valuado por peritos de Petróleos Mexicanos y de la compañía propietaria del buque; la administración de Petróleos Mexicanos lo recibió en el puerto de Tampico, donde fue abanderado mexicano con el nombre de Potrero del Llano II.

La primera ocasión en que se celebra el Día de la Marina es el 1° de junio de 1942, que sirvió además, para homenajear a las tripulaciones de los buques tanques mexicanos "Potrero del Llano" y "Faja de Oró" que fueron torpedeados y hundidos por submarinos alemanes los días 13 y 20 de mayo de ese mismo año durante el desarrollo de la segunda guerra mundial, acciones dónde dejaron la vida muchos marinos mexicanos. Ese mismo día se publicó el decreto en que se declaraba a México beligerante en contra de los países del eje Berlín-Roma-Tokio y entre los meses de junio y julio de ese 1942, fueron también atacados y hundidos los buques tanque "Tuxpan", "Las Choapas", "Amatlán" y el "Oaxaca".


CUANDO SE NACIONALIZÓ EL PETROLEO EL 18 DE MARZO DE 1938, EL CAPITÁN RAFAEL VÁZQUEZ, ERA EL CAPITÁN DEL BUQUE MOTOR DE CARGA GENERAL "EL ÚNICO" DE 210 TONS. DE REGISTRO BRUTO DE LA COMPAÑIA "EL AGUILA". AL DECRETARSE LA EXPROPIACION, LA EMBARCACION SE RENOMBRÓ COMO "PEMEX IV" Y EL CAPITÁN VÁZQUEZ ROMELLÓN FUE DE LOS PRIMEROS CONTRATADOS COMO CAPITÁN POR PETROLEOS MEXICANOS, ES DECIR, QUE EL CAPI VÁZQUEZ FUE DE LOS FUNDADORES Y FORMA PARTE DE LA HISTORIA DE "PETROLEOS MEXICANOS"


Clic en la imágen para visualizar en su tamaño normal y navegar en ella con las flechas del teclado......

Portada

El Capitán Rafael Vázquez Romellón es mencionado en el libro MARINO MERCANTE TESTIMONIOS del Capitán J.M. Pereda (México 1997) en las páginas 276 y 277, en donde se relata una maniobra que califica el autor de espectacular con su Buque Tanque "Baja California" en Junio de 1963, durante el rescate que realizó a sus compañeros del B/T "Vicente Guerrero" también de la Flota de Pemex para luego remolcarlo hasta el puerto de Manzanillo.


Clic en las imágenes para visualizar en su tamaño normal y navegar en ellas con las flechas del teclado...

Portada P´gina 276 P´gina 277

Reportaje de El Sol del Pacífico, 1° de Febrero de 1995, página 10
NUESTROS HÉROES OLVIDADOS, MAZATLECOS EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
Reportaje realizado por el Cap. de Altura Carlos Angulo Hernández


Clic en la imágen para visualizar en su tamaño normal y navegar en ella con las flechas del teclado......

Portada